viernes, 9 de julio de 2010

Mi primer encuentro con la Focha moruna

Nikon D300+ 600mm f4 (ISO 350; f5; 1/400;-0,3eV) Procesada con PS, manteniendo el rojo y virando a blanco y negro el resto
(mejor pulsando F11)

Hacía tiempo que no añadía una especie nueva a mi lista de aves y una de las que más se estaba resistiendo era la focha cornuda, a la que ahora llaman focha moruna (aunque el nombre que más me gusta es el que se le da en las marismas del Guadalquivir: “gallareta crestúa”). Siempre que he visitado Doñana o la Laguna de Medina (Cádiz), me han llorado los ojos repasando con el telescopio todas y cada una de las fochas que veía, obsesionado con la posibilidad de encontrar una cornuda entre ellas. Tampoco tuve suerte cuando recorrí algunos humedales de Marruecos, país que cuenta con una población mucho mayor que la de la península ibérica y donde, en teoría, debería haber sido más probable observarla. Al final, como otras muchas cosas en esta vida, sólo aparecen cuando no las buscas! 

 Nikon D300+ 600mm f4 (ISO 350; f7.1; 1/200;)

Durante las vacaciones he visitado el Paraje Natural de las Marismas del Odiel (Huelva) y uno de los días me detuve en la laguna de La Calatilla para fotografiar flamencos, espátulas y otras aves acuáticas… llevándome una gran sorpresa al ver aparecer una focha cornuda saliendo de entre las eneas, justo frente a mi. No pude evitar que con los nervios me salieran movidas las primeras fotos, pero por suerte la focha permaneció un buen rato nadando y alimentándose tranquilamente, dejándose fotografiar con facilidad a escasa distancia. 

 Nikon D300+ 600mm f4 (ISO 350; f5; 1/400;-0,3eV)

Volví al mismo lugar los siguientes días y la focha repitió siempre la misma rutina: permanecía oculta entre las eneas acicalándose (de vez en cuando se escuchaba su peculiar canto, muy fácilmente reconocible: una especie de sonoro “juum”, como cuando tose un mastín) y bien pasado el amanecer se decidía a salir para buscar alimento entre la vegetación de las orillas o incluso en aguas abiertas. En ocasiones recogía material vegetal con el pico y lo transportaba hasta el nido, que supongo que estaría bien oculto entre las eneas.

Nikon D300+ 600mm f4 (ISO 350; f5.6; 1/1250)
Nikon D300+ 600mm f4 (ISO 200; f4; 1/250)



Parece ser que la población existente en esta laguna procede de un programa de reintroducción llevado a cabo por la Junta de Andalucía dentro del Plan de Conservación de la especie, habiendo sido liberados entre los años 2001 y 2006 más de 300 aves criadas en cautividad en la Reserva Natural Concertada “Cañada de los Pájaros” (Sevilla). Al menos 28 aves fueron reintroducidas en 2002 en la provincia de Huelva, logrando que se estableciese un nuevo núcleo de cría en la laguna de La Calatilla. El resto de aves fueron soltadas en diferentes humedales de Almería, Cádiz, Sevilla, Jaén, Málaga y Córdoba.

   Nikon D300+ 600mm f4 (ISO 200; f4; 1/250)              Nikon D300+ 600mm f4 (ISO 320; f5; 1/400; -0,3eV)

El ejemplar de la imagen parece ser que está emparejado con una hembra de la población introducida en 2002, fácilmente reconocible por llevar una anilla de PVC con un código alfanumérico en el cuello. Durante los cuatro días que he visitado este lugar sólo he visto al macho y es de suponer que la hembra permanecía incubando en el nido, aunque no le pude dedicar mucho tiempo a la observación, ya que mis jornadas de campo terminaban a las 10 de la mañana, para poder atender otros asuntos prioritarios y de mayor interés (principalmente a la construcción de castillos de arena en la playa).

 Nikon D300+ 600mm f4 (ISO 200; f7.1; 1/800; -0,6 eV)         Nikon D300+ 600mm f4 (ISO 320; f6.3; 1/640; -0,6eV)

Ha sido todo un lujo poder observar esta especie tan rara y amenazada, cuya población escasamente supera el centenar de parejas en la península ibérica y que sobrevive a duras penas confinada en las marismas del Guadalquivir y  otros pocos humedales de Andalucía y levante. Originariamente su área de distribución abarcaba el sur de Portugal, Andalucía, Baleares y el litoral mediterráneo, desde el Delta del Ebro hasta los humedales de Alicante, e incluso estaba presente en las lagunas La Mancha. A comienzos del siglo XX sus poblaciones fueron desapareciendo o rarificándose, extinguiéndose en todo el litoral mediterráneo hasta quedar reducida a unas decenas parejas en los humedales andaluces.

 Nikon D300+ 600mm f4 (ISO 200; f7.1; 1/800)

 Nikon D300+ 600mm f4 (ISO 320; f6.3; 1/640)

Sin duda los programas de cría en cautividad están contribuyendo a frenar su declive y, al igual que en Andalucía,  también ha sido reintroducida en varias ZEPA de la Comunidad Valenciana (Albufera de Valencia,  El Hondo y Marjal del Moro) a través de un proyecto LIFE (LIFE99/NAT/E/0063939). En este caso fue necesario recolectar huevos en los humedales de Marruecos para poder crear un núcleo reproductor, liberándose 149 ejemplares entre los años 1999 y 2001. También se han llevado a cabo programas de reintroducción en Baleares (S’Albufera), Delta de Llobregat y Doñana. Hay citas de ejemplares liberados en Andalucía que se han desplazado hasta la Albufera de Valencia (www.birdingalbufera.es).

  Nikon D300+ 600mm f4 (ISO 250; f7.1; 1/1250; -0,3 eV)
 
  Nikon D300+ 600mm f4 (ISO 200; f7.1; 1/800)

No obstante, la destrucción y degradación de los humedales (contaminación, colmatación, desecación, proliferación de especies alóctonas) y la caza ilegal (especialmente de aves que son abatidas al ser confundidas con la focha común) siguen siendo sus principales amenazas y de nada servirá reforzar las poblaciones si no se actúa en ese sentido. Su éxito reproductor depende en gran medida de la existencia de humedales que permanecen inundados y con abundante vegetación sumergida, por lo que los años secos o poco lluviosos no cría al no disponer de alimento suficiente, provocando drásticas disminuciones de sus poblaciones.

  Nikon D300+ 600mm f4 (ISO 320; f74.5; 1/320)


Recientemente el Ministerio de Medio Ambiente ha publicado la Estrategia Nacional para la conservación de la focha moruna, que incluye un diagnóstico de su situación poblacional y establece las prioridades de actuación para esta especie. No he conseguido aún este documento, pero seguramente que aporta datos más actualizados que los citados anteriormente.

  Nikon D300+ 600mm f4 (ISO 200; f4; 1/1250; -0,3 eV)


Guía didáctica publicada en el Proyecto LIFE de la Comunidad Valenciana (descargar PDF)



Vídeos interesantes:







22 comentarios:

  1. Enhorabuena por la entrada, me ha encantao. Más que un encuentro parece que era una cita, se dejó fotografiar y bien...

    Es cierto que hay veces que uno va buscando una y otra vez una especie y aparece cuando uno ya no lo espera, haciendo que el momento sea especial y como bien dices hasta le tiemble uno el pulso y todo...

    A por la siguiente especie... Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Pues se resistió pero le has sacado unos retratos de la leche. Me ha encantado. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Costo para pncharla pero salio de maravillas el trabajo.
    T e imagino ahí con el pulso medio temblando.

    No importa todo llega cuando no lo buscas y así te ocurrió hermosas fotografías aquel escurridizo ejemplar.

    un beso

    ResponderEliminar
  4. Una vez más nos deleitas con tus fotos, tus conocimientos y vivencias.
    Desde que me dijiste que habías fotografiado a la moruna, estaba impaciente por leer la nueva entrada del blog. Me ha gustado mucho.
    Enhorabuena por las fotografías!
    Un saludo.

    Alejandro Puerto

    ResponderEliminar
  5. Joder que reportaje, la primera es impresionante, parece como si te hubiera visto y pensara ¿Quien ese tío con ese ojo tan raro?, una vez más tu persistencia ha tenido premio, imagino lo contento que te irías ese día a hacer castillos de arena.
    Cambiando un poco de tema, he estado todo el mes pasado deleitándome con tu foto del calamón del calendario de la fundación Xavier de Salas, un lujazo de foto.
    Un abrazo
    Marcos

    ResponderEliminar
  6. Pues para ser la primera que ves Atanasio le has sacado al DNI, una maravilla. Pero lo que más me ha gustado es lo los otros asuntos prioritarios y de mayor interés, padrazo, jaja, jodios crios.

    ResponderEliminar
  7. La primera foto es impresionante, con esa simetría. El desaturado es casi lo de menos.

    ResponderEliminar
  8. fantasticas como todas las que aqui tienes

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena por ese encuentro tan deseado.
    Aunque me ha dado por pensar que quizás fue esa focha la que te buscó a ti porque quería salir "guapa" en las fotos.
    Cuando escuche por algún humedal almeriense un mastín tosiendo (leanse risas) ya sabré que una Focha moruna me ha encontrado a mí...Aunque de como salga en las fotos ya no respondo.

    Huy! han pasado las diez, salgo a construir castillos.

    ResponderEliminar
  10. Atanasio, vaya posts más currados que montas.
    Las fochitas de Calatilla se suelen portar muy bien ante fotógrafos y pajareros. Es un gustazo ver a una especie tan rara posando tranquilamente a unos metros sin ninguna timidez.
    ¿Pudiste ver las canasteras y charrancitos? espero que sí porque por allí también se portan muy bien :-)

    ResponderEliminar
  11. Excelente entrada, todo un lujo del que he podido disfrutar con las imágenes tomadas de alta calidad y un texto fabuloso. Sé que están por la Marjal del Moro aquí en Valencia, pero no he tenido la suerte de verlas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Estupendo artículo. De la primera foto impresiona esa mirada como amenazante...
    Esperemos que esas políticas de conservación den su fruto y sea posible ver a especies como esta focha más fácilmente.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Muy detallado articulo y excelentes imagenes; nunca habia visto esta ave antes.

    Gracias por la informacion.

    ResponderEliminar
  14. Que bien aprovechaste la oportunidad, te ha quedado un lujo de reportaje. Me encanta como queda la primera en b/n con los ojos y los cuernos en color.
    Aparte, como siempre, interesantisima toda la información que nos das.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Excelente presentación de esta focha cornuda, a mí me quedan por "ver" esta y muchas más aves, tus entradas son una clase magistral de naturaleza. Felicidades por llevarte otra a tu carjaj.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  16. Un excelente trabajo,y unas imágenes extraordinarias,te felicito,un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola Atanasio! Te felicito por esta entrada, me parece muy interesante y con mucha información útil y didáctica, además de fotos estupendas claro!
    Estas cornudas de Calatilla son muy conocidas por aquí, siempre suelen hacer las delicias de los que visitamos el Odiel.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. Excelente trabajo. Estupendas fotografias e interesante información. Saludos

    ResponderEliminar
  19. Vaya como te curraste a la cornuda eh? Supongo que el tenerla tan a mano para nosotros hace que no le prestemos toda la atención que se merece. Me gusta muchísimo todo el reportaje y lo currados que están tus entradas. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  20. Gran entrada, muy currado y documentada, LAs fotos son una preciosidad y el texto es de lo mas divulgativo.
    Como ya te han dicho estas fochas son muy conocidas, yo estuve en la primera suelta y pude controlar las primeras veces que criaron, hasta que me fui a trabajar a Doñana. La verdad que las veces que voy por allí, las veo pero nunca me paro a hacer fotos, y no se muy bien el porque, quizás como dice Sencianes estamos demasiado acostumbrados a ella.
    Me alegro que disfrutases mucho y supongo que de tu visita a mi tierra te llevarías mas fotos fabulosas, que esperemos ver en tu fantástico blog.
    Cuando vuelvas otra vez por Huelva, avisa y organizamos una quedada fotográfica, con Sencianes, Juan y otros amigos que solemos quedar para fotografiar.
    Un saludo y enhorabuena.

    ResponderEliminar